• Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Google+ Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Instagram Icon

 

Higienificacion de edificios con ozono

Los edificios son espacios muy concurridos con una alta probabilidad de albergar virus, hongos y bacterias en suspensión, por lo que la desinfección del aire y las superficies son muy importantes para mantener un espacio vital seguro libre de patógenos.

En los edificios incluyendo las oficinas, instalaciones deportivas, estaciones, estudios, pequeñas y grandes empresas, edificios de apartamentos, comunidades de vecinos, edificio de viviendas y espacios comunes, podemos encontrar virus y bacterias tanto en el aire como en las superficies del mobiliario, por lo que la desinfección con ozono cada día se hace más indispensable para poder disponer de espacios vitales seguros y libres de patógenos.

En los edificios de empresas y viviendas podemos encontrar infinidad de objetos y materiales, mobiliario de oficina y un sin fin de objetos; en los edificios podemos encontrar desde paquetería, mensajería interna y externa. Sin duda estos espacios de tránsito de un edificio son lugares donde podemos encontrar virus, hongos y bacterias.

En la higiene ambiental de los edificios altos tenemos el mismo problema que con los edificios bajos con la desinfección del aire y la desinfección de las superficies de metal, piedra y plásticos, donde los virus y bacterias se mantienen durante más tiempo; edificios y espacios comunes donde el trabajador y el residente comparten espacios comunes como son mobiliario, ascensores, parkings, pasillos, hall, laboratorios, salas polivalentes y pistas deportivas.

 

El ozono elimina el 99% de los virus, bacterias y hongos del ambiente y las superficies 


El ozono como agente desinfectante es capaz de eliminar el 99% de los virus, bacterias y hongos que podemos encontrar en suspensión en el aire y las superficies de un espacio interior o una estancia.

El ozono es un desinfectante natural que se genera en la naturaleza durante las tormentas eléctricas y lluvia, donde el oxígeno O2 adquiere un átomo más de oxígeno, pasando a disponer de 3 átomos de oxígeno O3. Esta composición atómica del oxígeno es capaz de oxidar y eliminar el 99% de los patógenos que podemos encontrar en diferentes ambientes.


Generadores de ozono para la desinfección de edificios e instalaciones 


En la actualidad disponemos de generadores de ozono que permiten la creación de ozono de forma artificial, esto permite la desinfección integral del aire y las superficies de los espacios de un edificio, una desinfección por aire para la limpieza vírica de edificios, instalaciones deportivas, oficinas, viviendas, mobiliario, pasillos, ascensores y espacios polivalentes del edificio.

La desinfección con ozono del aire y superficies se hace indispensable en ambientes como los edificios de oficinas y de viviendas con una alta concentración de personas; con una fuerte carga viral durante los meses con más infecciones y afecciones respiratorias como la gripe, resfriados y ahora con el nuevo coronavirus COVID-19, hacen de los edificios de empresas y apartamentos espacios foco de infección, espacios mucho más inseguros y proclives a un contagio colectivo de las personas que habitan o trabajan. 
 

El ozono es un potente viricida y anti bacterias ecológico

El ozono al ser un gas está en contacto con todas las superficies y mobiliario de un edificio, eliminando por oxidación el 99% de los patógenos que existen, entre los virus que elimina el ozono podemos destacar la Bacteriofagos F2, Virus Coxsackie, Echovirus, Encephalomyocarditis, Enterovirus, Hepatitis, Herpes, Influenza o gripe, Poliomielitis, Rhabsovirus, Stomatitis, Virus vesicular y el nuevo coronavirus Covid-19.

El ozono también desinfecta los edificios eliminando del ambiente bacterias y hongos como los Bacillus Anthracts, Cereus, Sutillis, Candida, Clostridium, Diphteria, Eschericha Coli, Legionella Pneumophila, Mycobacterium, Proteus, Pseudomonas, Salmonella Staphylococcus y hongo de Aspergillus Niger, Botrytis, Clavibacter, Cladosporium, Esporas, Fusarium, Basidioomycetes Luminescens, Mucor Piriformis, Phytophtora Parasitica, Verticilium Dahliae.